domingo, 14 de junio de 2009


SE DESNUDA TU TRAJE

El mundo saca su trompeta,
en mitad del abrazo ídolos de azúcar,
laberintos de años silbando en el cuello de las calles,
en mitad del abrazo, a la intemperie.

Ojos que devoran y mueren
tras el bullicio de manos moradas,
se esculpen lienzos en blanco
donde situar la confluencia del espacio.

Tras la calavera de la idiosincrasia
barcos,
laberintos de bocas que se abren y pies como reptiles,
cadáveres que andan hasta eternizar el mediodía,
siempre llueve, en minúsculas y debajo de las olas.

Se calla todo lo imposible,
el espacio revienta en el sonido,
las palabras alargan su significado,
y el corazón
vuelca la sangre y lo llena de electricidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario